Había una vez dos mujeres que no se conocían,

de una a lo mejor no te acuerdas, a la otra llamas mamá.

Dos amores diferentes que se cruzaron para crearte,

uno se convirtió en tu guía, el otro en tu sol

El primero te dio la vida,

el segundo te enseña a vivirla.

El primero te dio la necesidad de ser querido/a

y el segundo estaba y está ahí, para quererte.

Uno te dio la nacionalidad, el otro te dio un nombre.

Uno te dio las semillas del talento, el otro te enseña la perseverancia.

Uno te dio sentimientos, el otro calma tus miedos,

Uno vio tu primera dulce sonrisa,

el otro te seca las lágrimas.

Uno te dio libremente, era todo lo que podía hacer,

el otro te buscaba y te encontró.

Y hoy tú, entre lágrimas, me haces la misma pregunta

¿De cual de los dos amores soy?

De ambos cariño, de ambos,

tan solo son formas diferentes de amor.

(Anónimo)

 

Anuncios